google7dd1545685824157.html REFLEXIONES Y OTRAS COSAS MAS

miércoles, 26 de diciembre de 2012



COCA - COLA, LA CHISPA DE LA MUERTE


La multinacional estadounidense Coca-Cola fue expulsada de Bolivia a partir del 21 de diciembre de 2.012, tal como lo había anunciado en su momento el ministro de exteriores boliviano, David Choquehuanca, fecha que coincidió con la finalización del ciclo del calendario maya, lo que significa el anuncio de importantes cambios en el rumbo de la humanidad, la celebración del fin del capitalismo y el comienzo de la “cultura de la vida”.

Esta bebida comenzó mezclando hojas de coca y semillas de cola a fin de crear un remedio que se comercializó como una medicina que aliviaba el dolor de cabeza y disimulaba las náuseas; posteriormente se empezó a vender en farmacias como brebaje para calmar la sed, con un costo de 5 centavos el vaso.

Diabetes, cáncer, osteoporosis son sólo algunas de las consecuencias de beber este "veneno refrescante". Una lata de Coca-Cola contiene aproximadamente 10 cucharaditas de azúcar y aumenta en un 1.6% la probabilidad de una niña o niño de volverse obeso con cada lata adicional diaria. Es la cantidad de azúcar y no de cafeína lo que genera la adicción porque el páncreas, al recibir tanta azúcar, debe enviar una gran cantidad insulina a la sangre para intentar equilibrar el organismo, como consecuencia se produce disminución de azúcar en la sangre y se genera la necesidad de consumir más azúcar.

Según estudios médicos y químicos, la Coca-Cola, fundada en 1886 por John Pemberton en la farmacia Jacobs de la ciudad de Atlanta, Georgia, como la mayoría de los refrescos industriales, contiene diversas sustancias perjudiciales para el cuerpo, y cuyo consumo periódico se asocia incluso a infartos cardiacos, derrames cerebrales, cáncer y diabetes. Por ejemplo, en la Universidad de California se realizó un análisis de los componentes artificiales utilizados para darle la conocida coloración marrón a esta bebida y también a la Pepsi-Cola, y en los resultados se hallaron compuestos químicos cancerígenos en los experimentos con roedores, relacionando estos colorantes con el cáncer de pulmón, hígado y tiroides.

Estos estudios están certificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo que en el año 2003 intentó emitir el informe referido al peligro de esta bebida, a la vez que denunció los intentos de las grandes trasnacionales ligadas al azúcar de impedir la publicación del documento. Se informó que la asociación azucarera que incluye a gigantes como Coca-Cola amenazó con presionar al Congreso estadounidense para que elimine los subsidios que da a la OMS si ésta no retira el documento.

Recientemente el estado de California catalogó como cancerígena una sustancia conocida como 4-metilimidazol (4-MEI) usada indiscriminadamente para la elaboración de bebidas gaseosas. Luego de conflictos de intereses la Coca-Cola decidió reformular su colorante y reducir la presencia de 4-MEI pero no erradicarlo.

Además, el consumo de estos refrescos azucarados se ha relacionado con la diabetes. Un estudio presentado en la American Heart Association considera que el aumento del consumo de bebidas como la Coca-Cola y la Pepsi-Cola, registrado entre los años 1990 y 2000, ha incidido directamente en la última década para que surjan 130.000 nuevos casos de diabetes y 14.000 episodios de cardiopatía coronaria en Estados Unidos, cuna de estas dos bebidas esparcidas por el mundo y acusadas, además, de tener un importante control de vastas y estratégicas reservas de agua dulce en muchos países, incluyendo América Latina.

En el caso de la Coca Light, hay estudios que señalan que el consumo de sustitutos de azúcar en grandes cantidades provoca daños cerebrales, pérdida de memoria y confusión mental, esto debido a la combinación Coca-Aspartame, combinación sospechosa de causar lupus y otras enfermedades degenerativas relacionadas al sistema nervioso. Otro trastorno que puede causar la gaseosa es la osteoporosis. El pH promedio de las bebidas gaseosas, es de 3.4, esta acidez es tan fuerte que disuelve los dientes y huesos.

El ingrediente activo en la Coca Cola es ácido fosfórico. Su PH es 2.8. Esto disuelve un clavo en unos 4 días. El ácido fosfórico es dañino para el calcio de los huesos y es uno de los mayores contribuyentes al aumento de la osteoporosis.

Para transportar el concentrado de Coca Cola, los camiones comerciales deben portar la tarjeta de “material peligroso”, reservada para materiales altamente corrosivos.

Los distribuidores de Coca Cola han estado usándolo para limpiar los motores de sus camiones por cerca de 20 años.

Para que se tenga una idea de las propiedades ajenas a las necesidades del cuerpo humano y los daños que pueden generar estas bebidas, exponemos a continuación algunos de los "usos complementarios" de refrescos como la Coca-Cola:

- En muchos de los estados de USA, la Patrulla de Caminos porta 10 litros de Coca-Cola en su carro para quitar la sangre que queda sobre el pavimento después de un accidente.

- Hay quienes aseguran que podemos poner un bistec de carne en un recipiente lleno de Coca-Cola y desaparecerá en dos días.

- Para limpiar un inodoro, sólo debes vaciar una lata de Coca-Cola dentro de la taza, dejarla en reposo durante una hora y luego bajar el tanque.

- El ácido cítrico de la Coca-Cola quita las manchas de la porcelana vidriosa.

- Para remover las manchas de óxido del cromo de los parachoques de los carros solo tienes que frotarlas con un trozo de papel aluminio arrugado mojado con Coca-Cola.

- Para limpiar la corrosión en los terminales de la batería del carro, echa una lata de Coca-Cola sobre ellos y las burbujas se llevaran la corrosión.

- Para aflojar un tornillo oxidado, ponle encima un trapo empapado con Coca-Cola durante varios minutos y éste estará listo para salir.





Related Posts with Thumbnails