google7dd1545685824157.html REFLEXIONES Y OTRAS COSAS MAS

martes, 22 de diciembre de 2009

EL DESARROLLO HUMANO ¿QUÉ Y PARA QUE?
Pequeños apuntes para la reflexión


El ser humano es una unidad en si mismo, constituido por la integralidad de diversas potencialidades a desarrollar a lo largo de la vida”
(Introducción a la psicología, desarrollo de la integralidad, Mireya Baltodano, UBL, San José de Costarrica, 2.005)

Al hablar del desarrollo del ser humano, hemos de partir de la premisa de que por naturaleza, el mismo debe apuntar hacia una permanente evolución y desarrollo de sus capacidades como tal, y que para ello, todas sus facetas que lo constituyes deben contar con ciertas condiciones tanto internas (filogenético) como externas (ontogenetico) que favorezcan su pleno fortalecimiento y desarrollo. Estas condiciones están en una permanente interacción a través del curso del desarrollo para llevar a la persona hacia una maduración plena de todas sus potencialidades, potencialidades que vendrían a ser distintas según las varias etapas en el desarrollo por las que atraviesa la persona, por lo que se ha de considerar que es lo propio del desarrollo para cada una de dicha fases, considerando el desarrollo como el logro de una vida plena que corresponda a la dignidad como seres humanos, y aquí entonces nos ubicamos desde la dignidad para determinar hacia donde debe apuntar el desarrollo de lo humano, lo cual entonces no implica desarrollo como “tener” mas sino llegar a “ser” mas persona, mas ser humano, lo cual en últimas debe ser el objetivo del desarrollo humano. Ahora, si desarrollo humano implica llegar a “ser” mas persona, aquí se rompe el concepto de desarrollo como el ajustarse a las demandas impuestas por una sociedad determinada, para ir a plantear el desarrollo humano como capacidad de crear, de hacer, de construir su propia historia desde sus propias potencialidades. Así pues, tenemos que el desarrollo humano implica la integración de dichas potencialidades de manera creativa y armónica que les permita al hombre y a la mujer el alcance de su plenitud de su realización y por tanto de felicidad humanas.

En resumen, al ser humano como producto de condiciones biológicas y de condiciones sociales, le corresponde un concepto de desarrollo en orden a lo cualitativo, para lo cual debe contar con un ambiente favorable para el logro de su plenitud y por tanto de su dignidad, y en orden de crear, de construir una sociedad más plena para todos y todas, pero a la par de ello, también se ha de considerar el desarrollo humano como la capacidad de subvertir las expectativas sociales para ir a convertirse en artífice de su propia historia de vida, a partir de su propia especificidad. Así pues, el crecimiento humano viene a ser la capacidad de hacerse desde lo que cada persona es y de que este hacerse se convierta en permanente construcción junto con otros y otras, de una sociedad más justa y más fraterna donde todos tengamos la posibilidad de ser.

Related Posts with Thumbnails