google7dd1545685824157.html REFLEXIONES Y OTRAS COSAS MAS

martes, 11 de septiembre de 2012


SE DESMORONA LA MUD






Se les está cayendo la estantería a la autoproclamada Mesa de La Unidad Democrática, en Venezuela. Primero fue el ex-gobernador del Estado Anzoátegui, David de Lima, quien retiro su apoyo a la candidatura de Enrique Capriles, después fue el ex vicepresidente de Asuntos Sectoriales de Un Nuevo Tiempo (UNT) y diputado de la oposición, William Ojeda quien denuncio  una agenda oculta en el programa de gobierno del candidato opositor y hoy 11 de septiembre, las organizaciones políticas Partido Piedra, Unidad Democracia, Manos por Venezuela y Cambio Pana, retiraron su apoyo al candidato de la derecha venezolana, de cara a la elección presidencial del 7 de octubre. A esto hay que agregarle el hecho de que el pasado 5 de septiembre, el concejal de Maracaibo e integrante de Primero Justica, Juan Pablo Guanipa, escribió un artículo de opinión en el diario La Verdad, en el cual recuerda cómo en el gobierno de Jaime Lusinchi, Acción Democrática,  se utilizaron fondos públicos para la compra de vehículos que fueron a parar a manos del partido blanco, para ser utilizados en la campaña presidencial de 1998; colocándolo como ejemplo deleznable de la corrupción del Estado al servicio de un partido político. Como respuesta, el día domingo 9 de septiembre, Ramos Allup, adeco, respondió a Guanipa, dejando en evidencia las profundas grietas en la relación entre AD y Primero Justicia, al recordarle  que Primero Justicia en 1998 recibió, 85 millones de bolívares provenientes de fondos malversados de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), los cuales fueron recibidos por Julio Borges para fundar el partido Primero Justicia.

Es que definitivamente la unidad nunca puede ser un fin en si mismo, ni mucho en contra de alguien. Y la mal llamada MUD, no es si no un rejuntado de odios viscerales en contra del presidente Hugo Chávez, y se sabe que cuando se actúa movido por el odio y la rapiña, se termina como en carnecería, voliando duchillo a diestra y siniestra, y eso es lo que le está sucediendo a la rabiosa y mal llamada oposición venezolana.


Related Posts with Thumbnails