google7dd1545685824157.html REFLEXIONES Y OTRAS COSAS MAS

martes, 22 de junio de 2010

ANUNCIAR PASA POR DENUNCIAR


Si denuncio y condeno la injusticia es porque es mi obligación como pastor de un pueblo oprimido y humillado... (Mons. Oscar Arnulfo Romero)


En esta sociedad impregnada de la lógica ilógica que proporciona el vil metal y los perversos intereses de ello de deprende, entre uno mas vive, mas se da cuenta que pareciera que la ultima palabra sobre la vida la tiene los cafres (léase, los barbaros, los violentos e irracionales) y su única verdad fundad en el único argumento que pueden esgrimir, la fuerza que da el poder militar y económico y por extensión, el político. Para la muestra un botón, el inhumano, brutal y artero ataque a que fue sometida la Flotilla de la Libertad, la cual transportaba ayuda humanitaria a la bloqueada franja de Gaza, por parte de la marina Israelí, y en donde fueron asesinados a mansalva, hasta donde se conoce, 9 activistas y otros cientos mas, secuestrados y torturados.

Ante estos horripilantes hechos, como ser humano y como hombre de fe, uno no puede menos que indignarse, a la vez que revolvérsele las entrañas, y denunciar y condenar abiertamente, categóricamente y sin ambigüedades lo que a todas luces resulta ser un claro delito de lesa humanidad, pues allí dentro Mavi Marmara y demás embarcaciones, se atento premeditadamente y con sevicia por parte de un ejercito regular, en contra de una población civil indefensa, para la cual su única arma era un corazón henchido de solidaridad y ternura y no solo eso, si no que con dicho ataque, lo que se está despreciando aún mas, es la crisis humanitaria a la que están siendo sometidos 1,5 millones de habitantes palestinos, los cuales geográficamente están reducidos a sobrevivir en un gueto llamado Gaza, lo que hace de este ataque, algo doblemente reprobable.

Es por eso que desde estas páginas de Reflexiones y otras cosas mas, las cuales se hallan inspiradas en la fe y en la fidelidad en el Dios de la vida, rechazamos y denunciamos este atentado contra la vida y la dignidad humana, a la vez que desde la distancia hacemos llegar nuestra mas sentida voz de condolencia a las familias de los asesinados, como también nuestra solidaridad a todo el pueblo palestino y a todos aquellos hombres y mujeres que en cualquier parte del mundo luchan para que algún día no muy lejano, se castigue a los responsables de tan execrable crimen.

Escucha desde los cielos y haz justicia. Castiga al malo, haciendo recaer sobre el todo el mal que hizo; pero declara inocente al que obró rectamente, premiándolo según tu justicia
(1 Reyes 8: 32 Versión Biblia latinoamericana)
Related Posts with Thumbnails