google7dd1545685824157.html REFLEXIONES Y OTRAS COSAS MAS: El sionismo como manipulación, tergiversación y negación de la religión judía

sábado, 26 de junio de 2010

El sionismo como manipulación, tergiversación y negación de la religión judía

¿ A QUIEN ENGAÑAS SIONISMO?
El Judaismo rechaza el sionismo y el Estado sionista de Israel


Final del sionismo igual paz

¿Qué hay detrás de todos estos comportamiento (anteros) Israelíes? ¿Qué es lo que motiva a las castas dirigentes de Israel a parapetarse en su soberbia? ¿Qué se anida en el mundo emocional de los detentores del poder en la nación hebrea? Estas son algunos de los interrogantes que me planteaba en la entrada anterior, a partir de constatar en la historia la permanente actitud sectaria, prepotente y por demás virulenta, por decir menos, característica de la dirigencia Israelí.
En esta entrada intentare comenzar a dar posibles respuesta a tales interrogantes, hablando en primer lugar de algo que considero es súper fundamental para empezar a desentrañar el discurso nacionalista y expansionista manejado por la dirigencia israelí, y es saber quien es y de donde viene la clase política dominante que rige las riendas del poder en Israel. Aquí no vamos a hablar de quienes son los partidos políticos tradiciones como el Kadima, el Likud, el Yisrael Beiteinu, el Laborista etc. si no que la referencia es a saber quien es el poder detrás del trono. Para ello solo hay una única mención: El sionismo, el cual es un movimiento Judío de corte mesiánico, con alto grado de fundamentalismo, nacionalista y colonialista, que tuvo su génesis como movimiento político organizado a partir del siglo XIX, y cuyo máximo ideólogo fue Theodor Herzl, quien palabras mas, palabras menos propuso que mas allá de crear un estado Judío, lo fundamental era obtener un pedazo de superficie de tierra. Aquí ya se empieza a vislumbrar el contenido político y económico del movimiento sionista. Y claro, la mirada de este movimiento se posó sobre Palestina pero con un gran inconveniente, este pedazo de tierra ya se encontraba poblada desde hace muchísimo tiempo.

Aquí podemos constatar otro elemento clave, y es que desde sus inicios este movimiento incluye en su agenda central una maliciosa intención, osea, la clase dirigente del sionismo ya tenía en mente expulsar a como diera lugar a los habitantes nativos de Palestina, como lo plantea M. Shahid Alam, en su libro, “Israelí Exceptionalism: The Destabilizing Logic of Zionism (Excepcionalismo Israelí: La lógica del sionismo desestabilizador). Según Alam, Teodoro Herzl hablaba en reiteradas ocasiones de “persuadir a los palestinos “a marchar” o a “plegar sus tiendas”, o a “marcharse silenciosamente.”

Ahora, dentro de las estratagemas que históricamente a echado mano el movimiento sionista para poder alcanzar estas malévolas intenciones, estuvo y sigue estando en el hecho histórico del Judaísmo como religión. Pero aquí hay ser lo suficientemente claros. Una cosa es el judaísmo como religión, y otra muy diferente es el sionismo, ya que este es, como lo hemos podido constatar, un movimiento político con claras intenciones de poder bastante secular. Lo que sucede es que el sionismo a sabido beber de la fe de un pueblo como el hebreo, para hacer ver que uno y otro (Judaísmo y sionismo) son las misma cosa, y que por tanto toda oposición al sionismo, es de por si, una oposición al Judaísmo. Y digo que es bien importante resaltar esta diferencia, ya que a partir de esta confusión, el sionismo elabora su más manido y falaz argumento, el cual se sinteriza en afirmar que ser antisionistas es ser anti judío, lo cual es una soberana mentira. Lo que sucede es que el movimiento sionista, como la mayoría de movimientos perversamente politiqueros de nuestros países, elabora su discurso a partir de ciertos principios de fe, dándole una cobertura religiosa a sus consignas de avasallamiento y expulsión de los nativos Palestinos, para hacerlas así más creíbles y fácilmente aceptables y de paso convirtiendo es falaz mentira en dogma.

Hasta aquí constatamos varios elementos claves que nos permiten empezar a desnudar las perversas intenciones de un movimiento que como el sionismo, busca a partir de mentiras y engaños, presentarse ante la comunidad internacional como los mas fieles representante de la causa judía. Ellos son:
Que el sionismo es un movimiento político que so pretexto de una patria para los judíos, lo que busca es ir tras de un poder político y económico, es decir, tiene una agenda propia
Que el sionismo por esencia, es totalmente ajeno a la fe monoteísta de la religión judía.
Que el sionismo ha manipulado en provecho propio la fe judía para la consecución de sus inicuos fines.

En próximas entrada me dedicaré a ampliar y profundizar varias de las posturas expuesta hasta aquí. Saludos.
Related Posts with Thumbnails