google7dd1545685824157.html REFLEXIONES Y OTRAS COSAS MAS: Libertad de expresión es igual a libertad de empresa

lunes, 15 de noviembre de 2010

Libertad de expresión es igual a libertad de empresa

LA LIBERTAD DE EXPRESION COMO MANIPULACION


En una sociedad como la nuestra (colombiana, venezolana, argentina, ecuatoriana, española, italiana, mexicana, francesa, británica, estadounidense etc), cuyo relacionamiento social se halla estructurado a partir de elevar el dinero a la categoría de valor supremo, todos los valores que se supone, hacen parte integral de esa, comúnmente llamada, sociedad democrática, deben necesariamente ser revisados, deconstruidos y re- significados con un contenido que este en línea con la construcción de una sociedad liberadora, para no asumirlos a la ligera, y así terminar convalidando el estado de injusticia y sometimiento, que a partir de la manipulación y tergiversación de tales valores y en beneficio de la casta dominante, realizan los dueños del poder político y económico.



Uno de eso valores a de-construir y vuelto a construir, es la tan cacareada libertad de expresión, pues como mito construido a partir de los intereses de la casta dominante, se le ha impuesto cual deidad a la sociedad, para desde allí, y con la apariencia de valor democrático, servir de refugio de los mercenarios de la información, que han convertido la libertad de expresión en libertad de empresa y mercadeo, y también en arma política para atacar a proyectos de organización social que van en contravía de su mentalidad mercantilista.


Es por eso que como parte de ese proceso de desconstrucción y reconstrucción de dicho valor, se hace fundamental avanzar, por un lado, en una ley de medios que propenda por su democratización evitando los monopolios y que obligue a la posterior responsabilidad social de los medios.
Por otro lado, se hace imperativo avanzar en la profundización y radicalización de la confrontación ideológica, llevándola la escuela, el colegio, la universidad, la fábrica, la iglesia, la radio, la televisión, las juntas vecinales, las fuerzas militares, el deporte, la familia, la lúdica, la recreación, etc. es decir, dar el debate en todos los espacios de la sociedad, para desde allí, cuestionar la producción cultural donde halla sustento.

Por último, facilitar la creación y propagación de espacios de comunicación alternativos eminentemente populares, que interpreten los intereses de la base y hagan oír su voz.


Related Posts with Thumbnails